La fuerza en la evangelización

La evangelización fue la imposición del credo católico a la población autóctona de américa. Imposición que se hizo primero a través del fuego y el derramamiento de sangre. Se dice que en los primeros momentos los indígenas aceptaban de buena gana esta nueva religión pero solo fue momentáneo ya que ellos estaban acostumbrados a mezclar dioses a su conveniencia por lo que otro mas llegado del mar no era ningún problema. El problema surgió cuando los españoles les obligaron a dejar sus otros dioses, allí si que no les gustó.

Image
El métodos más importante para lograr esta “evangelización”: la fuerza. Destruyeron sus pirámides, sus códices, sus templos, sus imágenes, etc. 
Se enfocaron a los niños, sobre todo hijos de caciques, para que ellos transmitieran las costumbres nuevas, incluso que fueran espías de sus propios padres que seguían adorando sus dioses a escondidas. 
La sobre posición de santos por sus ídolos fue otra estrategia: Tlaloc, dios de la lluvia se convirtió en San Isidro Labrador, santo de los campesinos. Quetzalcoatl en Jesús. Tonantzin por Guadalupe, entre otros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s